COMO NACE TASTA

BIOESPACIO NATURAL TASTA… Un sueño hecho realidad……

Hace unos 25 años que soy miembro de GEA y nunca pensé que mi querido péndulo mis conocimientos de geobiología y un viaje a Perú fueran a cambiar mi vida como lo hicieron.

LA HISTORIA FUE ASI:
En el año 2007 viajé a Perú y en las termas de Aguas Calientes en Machu Pichu viví una experiencia difícil de explicar. Obviaré los detalles pues este tipo de experiencias es habitual en los que como yo caminamos por el sendero de la libertad y el despertar interior. El caso es que mi compañera de mesa en la cena de despedida de aquel viaje, una mujer de unos 50 años,  presidenta de una ONG en Buenos Aires y licenciada en derecho a quien yo había atendido a principio del viaje como terapeuta ante un problema del mal de altura, empezó a transmitirme un “mensaje” que dijo oír en su cabeza. Mas tarde me explicó que era la tercera vez en su vida que le pasaba algo semejante y que no tenía una explicación que darme pues ni ella misma sabía el porqué le sucedía.
Bien, el caso es que el “mensaje” hablaba de que me iría a vivir al este de la península ibérica, a la región valenciana pero al interior, a un lugar donde había muchos pinos y mucha agua. Entre otras cosas me dijo que en ese lugar habría unas construcciones redondas con “cúpulas” donde yo además de pasar consulta de mis especialidades organizaría actividades y talleres relacionados con la bioconstrucción, el medio ambiente, la salud, la agricultura, el cambio planetario etc,  y que sería muy bueno para los pueblos de alrededor, pues atraería gente.

» Leer más


Hacía mas de 20 años que alguien me había dicho que yo acabaría viviendo en el este de España y ¡claro está!, ante esta tentadora y excitante aventura agarré mi péndulo y un mapa dispuesta a descubrir donde estaba ese supuesto lugar. ¡Pues bien!, lo encontré. El péndulo no dejaba lugar a dudas el sitio en cuestión era ARAÑUEL un encantador pueblecito de unos 250 habitantes en la comarca del Alto Mijares, provincia de Castellón.
Agarré una maleta dispuesta a seguir tan extraña aventura y junto a unos amigos iniciamos viaje rumbo a Montanejos hermoso pueblo a 6 km de Arañuel donde se encuentra una espectacular piscina natural en el río Mijares.
Todo el paisaje parecía sacado de un cuento de hadas. Nada mas llegar  las personas que conocimos en el pueblo nos atendieron con mucha amabilidad y empezamos a “buscar” en los lugares que nos habían indicado como posibles a la venta. En aquel momento mi intención no era comprar nada, simplemente seguía la aventura con  entusiasmo hasta que al pasar por la carretera de Zucaina vimos las ruinas de una antigua masía y el corazón se me disparó. Sentí que “aquel era el lugar”. Entramos y encontramos en una puerta el dibujo de la “semilla” de la Flor de la Vida.
Para nosotros ya no había duda. Era allí.
El péndulo me dio mucha información sobre  el lugar  y las corrientes de agua, pues la masía estaba situada en un barranco. Todos experimentamos  una gran paz y un hermoso sentido de conexión. El otoño con su baile de hojas al viento hizo el resto.
El lugar era propiedad de una viuda y tres hijos que no tenían intención alguna de vender. Tres años más tarde muere la viuda y el mayor de los hermanos y me llaman para ver si sigo interesada en hacer la compraventa.
Allí empezó lo que hoy es TASTA. Un encadenamiento de sincronicidades me llevó a descubrir que pertenecía al municipio de Arañuel, tal como el péndulo había señalado. Posteriormente el apoyo y amabilidad del Ayuntamiento me permitió conseguir la licencia para rehabilitar las masías.

» Ocultar texto